Como crear una buena tarjeta de visita

Hacer una Buena Tarjeta de Visita es un Arte
Sigue todos los pasos para imprimir tu tarjeta de visita

Infinito, es la palabra que nos parece apropiada para describir el mundo de elaboración de las tarjetas de visita, en este universo creativo se puede hacer todo; tu  idea es  el límite. Dentro de algunas reglas para el tamaño estándar, existe todo un abanico de posibilidades para que tú o tu empresa lleguen a la meta.

Hablemos en primer lugar de lo esencial: El Papel.

Material básico. Puedes elegirlo en muchas presentaciones como transparente, blanco, translucido, metalizado, además del estucado brillante, estucado mate o estucado con alto brillo, pero esto apenas comienza, aún hay más. También puedes encontrar el papel para tu tarjeta de visita trabajado con la técnica de impresión en serigrafía (a fin de crear tarjetas diferentes y con muchos de soportes) y  a la vez podrías tomar en cuenta la textura y  usar el gofrado, el cual consiste en darle a papel un relieve para conseguir  que tu carta de presentación sea diferentes y muy llamativa. Esto es apenas la punta del Iceberg, porque el mundo del papel, es inagotable y en el caso de los que mencionamos, aportan muchísimas ventajas, entre ellas que no hay necesidad de plastificarlos, pues su reclamo es el brillo y el color, por ello, suelen utilizarse para hacer tarjetas de boda, felicitaciones y calendarios, publicaciones que requieren de la vistosidad que estos materiales aportan.    

En el mundo de las Tarjetas de Presentación también existen las medidas perfectas

Los profesionales de la impresión y el diseño, lo tienen claro, pero para el ‘’usuario de a pie’’ es importante conocer, que en el mundo de las tarjetas de visita , nada es al azar, los parámetros están escritos, lo ideal, lo clásico: (8,3cm de largo x 5,3cm de alto)Medida estándar. Aptas para toda cartera. (8,5cm x 5,5cm) Nuevos formatos. (9,0cm x 6,0cm) Nunca te excedas de esta Medida (Aunque si la quieres más grande, el cliente siempre tiene la razón) (17,0cm x 5,5cm) Para las dobles.

Imprimir Buenos Resultados?

En los detalles está la grandeza

Si ya tienes claro el concepto, si ya sabes que información quieres aportar, es la hora de elegir el material y darle el toque maestro de un buen acabado a tu carta de presentación. Tómate un minuto y consúltalo con tu diseñador de confianza, el por su experiencia, te dará una guía de lo que más te convenga. Pero no llegues a el sin una idea de lo que buscas, y si lees estos párrafos, no tienes excusa. Alternativas como acabado brillo o mate, metalizado, cromados, con barniz al área (UVI sectorizado) barniz uvi brillo o mate, termo relieve, golpe en seco o estampación en caliente, acabado plastificado brillo, son apenas algunas de las opciones que darán resistencia y vistosidad. Si quieres que el tiempo implacable no haga mella con facilidad, te recomendamos el plastificado mate, lucirá un  poco opaco, sin reflejos de luz; si, lo sabemos, pero como recompensa añadiremos calidad a la imagen. El acabado metalizado es el aliado definitivo a la hora de resaltar elementos como logo, o  nombre de una  empresa. Si lo que quieres es marcar la diferencia, entones usa el barniz sectorizado y conseguirás una gráfica con textura al tacto.

Un golpe seco al diseño 

¿Sabias que esta técnica, es la utilizada para la trascripción de los textos en escritura braille?

Si, así es, y consiste en utilizar un troquel para la impresión del texto que se quiera resaltar. Un golpe seco, te garantizaría que las palabras  que tu elijas para que destaquen, sin restarle importancia, y armonía, respecto al resto de la información, al contrario, tu cliente fijaría en su memoria el nombre de tu empresa, tu actividad, o tal vez tu área profesional, si eliges dar un ‘’un golpe de información.

Deja tus comentarios o dudas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *